0000
Viernes 20.09.2019  11:51
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
Ciencia y educación
Argentina | Córdoba | 11-09-2019

Traducir a :   Traducir
La primera científica cordobesa en integrar la Academia Nacional de Ciencias de Córdoba   
La Voz del Interior ( Argentina )
La primera mujer en ser nombrada miembro de la Academia Nacional de Ciencias de Córdoba en 1978 fue Christiane Dosne de Pasqualini, quien hoy tiene 99 años.

La investigadora francesa, pionera en el estudio de la leucemia, obtuvo una beca destinada a mujeres con la que decidió venir a Argentina a trabajar con Bernardo Houssay. Nunca más se fue.

Pasaron 17 años hasta que la academia, que el 11 de septiembre cumplirá 150 años de vida, incorporó a otra mujer: Teresa Emil Di Fulvio en 1995. La bióloga fue la primera cordobesa, pero confiesa que quiso renunciar al honor.

“Es un honor muy grande pertenecer a la academia. Cuando me avisaron de mi nombramiento, fui a hablar con el presidente de la academia para decirle que no me consideraba con el suficiente mérito para ingresar a la institución. Quería renunciar a ese honor tan grande”, confiesa Di Fulvio, de 88 años y ahora vecina de la localidad de Morteros.


“El presidente (Alberto Maiztegui) me dijo que un tribunal de científicos había evaluado mi trayectoria y que por eso se había aprobado el ingreso. Entonces pensé que tenía que aceptarlo", agrega Di Fulvio.

Amor por las flores

Di Fulvio ahora está jubilada, pero en su tiempo fue pionera en embriología vegetal. “Comenzamos esta disciplina en Argentina y luego se abrió toda un área de investigación en el país”, comenta.

Sobre las mujeres científicas en su tiempo, asegura que no eran pocas. “Seguramente los varones eran más, pero las mujeres nunca tuvimos problemas en ingresar ni investigar en la Universidad Nacional de Córdoba”, dice.

Su pasión por las plantas y las flores es algo que tiene de nacimiento. “Siempre me gustaron las ciencias naturales. Desde que era muy niña me gustaban las plantas y las flores. En el secundario, la materia que más me gustaba era Botánica. Decidí estudiar el profesorado de Ciencias Naturales porque allí daban Botánica, aunque al principio no daban tanto”, comenta.

Academia masculina

En sus 150 años, la Academia Nacional de Ciencias de Córdoba ha designado a más de 200 de miembros. Entre ellos, sólo 15 son mujeres.

Pero en la celebración de este miércoles 11 de septiembre, dos científicas cordobesas serán las responsables de las conferencias más destacadas. Se trata de Gabriela González, física egresada de la UNC, que participó de la primera detección de las ondas gravitacionales en 2017.

González será designada como miembro de la academia.

La otra científica es Sandra Díaz, bióloga de la UNC con renombre internacional, que ya es miembro de la institución.

“Son dos científicas cordobesas reconocidas a nivel mundial”, dice Juan Tirao, presidente de la academia.

Tirao reconoce que hay una notoria desigualdad entre hombres y mujeres en la academia. Pero aclara: “Se debe a la evolución normal de las mujeres dentro de la ciencia. Cada vez hay más mujeres en ciencia, en especial, en cursando las carreras de grado”.

Y agrega: “La academia ha tenido 15 presidentes y ninguna mujer. Seguramente, en un futuro cercano vamos a tener una presidenta. En la comisión directiva ya hay cuatro mujeres de 16 integrantes”.