0000
Jueves 02.07.2020  08:26
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
Salud
Argentina | Buenos Aires | 29-06-2020

Traducir a :   Traducir
Plasma convaleciente: un 85% de los pacientes tratados en la Provincia se recuperaron   
Según los datos, 150 de los 175 enfermos con Covid-19 que recibieron plasma sanguíneo de otros ciudadanos que atravesaron este mismo diagnóstico lograron mejorar sus cuadros clínicos.
La Noticia Web ( Argentina )
Si bien por el momento no existe la certeza científica de que la transfusión de plasma funciona efectivamente en todos los pacientes con coronavirus, hay datos que son más que alentadores: el 85% de las personas que hicieron este tipo de tratamiento se recuperó en la provincia de Buenos Aires.

Según los datos, 150 de los 175 enfermos con Covid-19 que recibieron plasma sanguíneo de otros ciudadanos que atravesaron este mismo diagnóstico lograron mejorar sus cuadros clínicos.

«Tenemos 25 pacientes que fallecieron pese al plasma que les fue transfundido, pero estas personas estaban en situación crítica, ya habían presentado fallas multiorgánicas y tenían ventilación mecánica por 15 días», explicó la directora del Instituto de Hemoterapia bonaerense, Nora Etchenique.

Según detalló la doctora, «la transfusión de plasma por aféresis funciona para pacientes moderados a graves«. «Por ahora tenemos stock para satisfacer la demanda; esta cuarentena más estricta nos va a permitir reforzar los equipos para realizar este tipo de transfusiones en los partidos de General Rodríguez y las ciudades de Mar del Plata y Bahía Blanca», indicó la profesional entrevistada en canal de televisión A24.

Por otro lado, precisó que no todas las personas recuperadas de coronavirus están en condiciones de donar su plasma y estimó que alrededor del 30% de los ancianos, mujeres y niños recuperados pueden hacerlo.

«Con el modelo de aféresis tenemos un mismo paciente que puede donar hasta tres veces su plasma. Un hombre por ejemplo puede hacerlo hasta cinco veces al año, mientras que la mujer cuatro veces», destacó la directora del instituto.

PROYECTO DE LEY

El diputado de Juntos por el Cambio, Daniel Lipovetzky, busca, a través de un proyecto que prestó en la Cámara de Diputados bonaerense, que sea obligatoria la donación de plasma de pacientes recuperados de coronavirus en territorio bonaerense.

«Nos parecía interesante incentivar que haya disponibilidad de plasma de pacientes recuperados y nos encontramos que el número de los donantes es bajísimo«, explicó el legislador en declaraciones radiales.



La iniciativa de Lipovetzky se da luego de que la Cámara de Diputados de la Nación aprobara un proyecto para crear un régimen de incentivos para la donación voluntaria de plasma sanguíneo.

En sintonía, el propio Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, fomentó la donación de plasma a través de sus redes sociales: “Si tuviste coronavirus, te necesitamos. Muchas personas pueden recuperarse con tu ayuda. Doná plasma. Llamá al 0800-222-0101”, escribió en Twitter junto con el video promocional del Gobierno.



SUERO DE CABALLO: LA OTRA ESPERANZA

Científicos argentinos elaboraron un suero a partir de anticuerpos de caballos que logró impedir el ingreso del coronavirus a las células en pruebas de laboratorio y, tras la aprobación de Anmat, se estima que durante julio comenzarán un ensayo clínico para probarlo en pacientes con enfermedad moderada a severa, anunciaron los investigadores.

«Hemos iniciado conversaciones con la Anmat y estamos presentando los resultados de los ensayos de laboratorio al organismo, apuntando a iniciar el ensayo clínico durante julio», indicó a Télam Fernando Goldbaum, director científico de Inmunova, jefe del Laboratorio de Inmunología y Microbiología Molecular en la Fundación Instituto Leloir.

Según informaron los investigadores, el suero desarrollado se basa en anticuerpos policlonales equinos, que se obtienen mediante la inyección de una proteína recombinante del SARS-CoV-2 en estos animales, inocua para ellos, que así tienen la capacidad de generar gran cantidad de anticuerpos capaces de neutralizar el virus.

La utilización de sueros como tratamiento se denomina inmunización pasiva y consiste en administrar anticuerpos a los pacientes contra el agente infeccioso, produciendo su bloqueo y evitando que se propague.

La gran diferencia de este tratamiento con el del plasma de las personas, radica en que el de los caballos tiene como ventaja que puede ser producido en gran escala, además de que en el laboratorio demostró gran poder neutralizante.