0000
Jueves 26.11.2020  09:18
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
Ambiente
| 31-07-2020

Traducir a :   Traducir
El aumento de los mares amenaza a millones de personas más allá de las costas   
A medida que el cambio climático aumenta el nivel del mar, las mareas altas y las tormentas empujarán más tierra adentro, dice un equipo de investigadores.
clarin.com ( Argentina )
Brad Plumer
A medida que el calentamiento global aumenta el nivel de los océanos en todo el mundo, los científicos han advertido desde hace tiempo que muchas zonas costeras bajas quedarán permanentemente sumergidas.

Pero un nuevo estudio publicado el jueves encuentra que gran parte del daño económico del aumento del nivel del mar este siglo probablemente provenga de una amenaza adicional que llegará aún más rápido: A medida que aumenten los océanos, las poderosas tormentas costeras, las olas que choquen y las mareas extremadamente altas podrán llegar más lejos tierra adentro, poniendo en riesgo de inundaciones periódicas a decenas de millones de personas y billones de dólares en activos en todo el mundo.

El estudio, publicado en la revista Scientific Reports, calculó que hasta 171 millones de personas que viven hoy en día se enfrentan al menos a algún riesgo de inundación costera debido a las mareas altas extremas o a las mareas de tormenta, creadas cuando los fuertes vientos de los huracanes u otras tormentas acumulan el agua del océano y la empujan hacia la costa. Si bien muchas personas están actualmente protegidas por diques u otras defensas, como las de los Países Bajos, no todos lo están.

Si las naciones del mundo siguen emitiendo gases de efecto invernadero, y el nivel del mar sube apenas un metro o dos más, la cantidad de tierra costera en riesgo de inundación aumentaría en aproximadamente un tercio, según la investigación. En 2050, hasta 204 millones de personas que actualmente viven a lo largo de las costas se enfrentarían a riesgos de inundación. Para 2100, eso se eleva a hasta 253 millones de personas en un escenario de emisiones moderadas conocido como RCP4.5. (El número real de personas en riesgo puede variar porque los investigadores no trataron de predecir los futuros cambios en la población costera).

"Aunque el nivel medio del mar sube con relativa lentitud, descubrimos que estos otros riesgos de inundación, como las mareas altas, las mareas de tormenta y las olas rompientes, serán mucho más frecuentes y más intensos", dijo Ebru Kirezci, candidato doctoral de la Universidad de Melbourne en Australia y autor principal del estudio. "Es importante tener en cuenta estos factores".

Entre las zonas de especial riesgo figuran Carolina del Norte, Virginia y Maryland en los Estados Unidos; el norte de Francia y el norte de Alemania; la costa sudoriental de China; Bangladesh; y los estados indios de Bengala Occidental y Gujarat.

Estas inundaciones podrían causar graves daños económicos. El estudio determinó que las personas que viven actualmente en zonas de riesgo por un aumento de un metro del nivel del mar poseían 14 billones de dólares en activos en 2011, una cantidad equivalente al 20% del PIB mundial de ese año.

Los autores reconocen que la suya es una estimación muy imperfecta de los costos potenciales del aumento del nivel del mar. Por un lado, no tienen en cuenta la probabilidad de que las comunidades tomen medidas para protegerse, como elevar sus casas, construir diques o retirarse tierra adentro.

El estudio tampoco tuvo en cuenta ninguna infraestructura valiosa, como rutas o fábricas, que se encuentre en peligro. Una contabilidad económica más completa requeriría más investigación, dijo Kirezci.

Ya hay señales de que las inundaciones periódicas están causando estragos a lo largo de las costas. Un análisis realizado en julio por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica encontró que las inundaciones de alta marea en las ciudades a lo largo de la costa del Atlántico y del Golfo se han quintuplicado desde el año 2000, un cambio que está dañando las casas, poniendo en peligro el suministro de agua potable e inundando las rutas.

El nuevo estudio trata de mejorar las proyecciones del riesgo de inundaciones costeras futuras combinando los modelos existentes de elevación del nivel del mar, mareas, olas, mareas de tempestad y topografía costera, al tiempo que se comprueban esos modelos con los datos obtenidos de los mareógrafos de todo el mundo. Las investigaciones anteriores, dijo Kirezci, no habían considerado con tanto detalle factores como las olas rompientes que pueden elevar temporalmente el nivel del mar local.

"Tratar de modelar los niveles marinos extremos y las mareas de tormenta es un problema extremadamente complicado, y todavía hay muchas incertidumbres", dijo Michael Oppenheimer, un científico climático de la Universidad de Princeton que no participó en el estudio. Pero, dijo, es fundamental que los científicos desarrollen buenas estimaciones, porque si ciudades como Boston o Nueva York esperan construir nuevas y costosas barreras contra las mareas de tempestad u otras defensas, necesitarán planificar décadas antes de que lleguen niveles de mar más altos.

El nuevo estudio encontró que sólo un tercio del riesgo de futuras inundaciones costeras provenía del aumento del nivel del mar que sumergiría permanentemente las zonas bajas. Dos tercios del riesgo provenían de un probable aumento de las mareas altas extremas, las mareas de tormenta y las olas rompientes. En muchas zonas costeras, el tipo de inundaciones poco frecuentes que históricamente se producían una vez cada 100 años, en promedio, podría producirse cada 10 años o menos a finales de siglo.

Los científicos dicen que las naciones del mundo pueden reducir en gran medida los riesgos de inundaciones futuras si reducen rápidamente las emisiones, especialmente porque eso podría reducir las probabilidades de un rápido colapso de la capa de hielo en la Antártida, que elevaría el nivel de los océanos aún más de lo previsto a finales de siglo.

Pero, agregó Oppenheimer, el mundo se ha calentado tanto que se asegura un aumento significativo del nivel del mar para 2050 sin importar lo que suceda.