0000
Jueves 26.11.2020  10:15
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
Congresos y Eventos
Argentina | 21-11-2020

Traducir a :   Traducir
Los científicos presentaron iniciativas en Neurociencias ante una tribuna virtual.   
Se realizó el 72ª International Board del Weizmann, el encuentro anual dedicado a quienes apoyan al Instituto en todo del mundo.
Programa INFOCIENCIA ( Argentina )
Con la virtualidad impuesta por la pandemia, se transmitieron el reconocimiento a figuras notables y las iniciativas científicas de vanguardia ante una tribuna global, entusiasta y repartida en sus casas.

Trayectorias inspiradoras marcaron la trascendencia de los encuentros. El escritor israelí, Meir Shalev, fue uno de los siete galardonados con el Doctor Honoris Causa del Instituto, por la contribución a la cultura de su país, a través de historias que conectan con las raíces de su tierra y su gente. En el discurso, señaló que “los maestros, científicos, estudiantes e investigadores son la esperanza para lograr prosperidad en Israel. La gente perdió confianza en nuestros líderes políticos, en su inhabilidad y falta de visión… El Estado requiere ser reparado para la paz y la igualdad, para avanzar hacia una Constitución que separe religión de política”.

Para el doctor Hugo Sigman, presidente de los Amigos Argentinos del Weizmann “las palabras de Shalev muestran la valoración de la ciencia, la educación y la docencia. Y queda claro que en el Instituto Weizmann, así como hay libertad de investigar de acuerdo a la mera curiosidad de los científicos, hay también libertad de pensamiento y de expresión”.

Otra de las reconocidas con el Doctor Honoris Causa fue la educadora Shirin Natour Hafi, criada en una familia musulmana y fundadora de la primera escuela secundaria pública árabe en la ciudad de Lod. Hafi compartió su satisfacción por haber sembrado el deseo de soñar un futuro posible entre sus estudiantes, inmersos en un entorno social vulnerable. Tras diez años, su escuela integra la red ORT y cuenta con científicos del Weizmann como mentores de sus estudiantes.

Más personalidades -de logros enormes y modos simples- desfilaron por el encuentro. La astronauta inglesa, Helen Sharman, contó cómo pasó de un trabajo en la fábrica de chocolates Mars a conocer la inmensidad del espacio. El entrenador de la NBA, David Blatt, compartió su historia de superación para analizar la relación del básquet con el cerebro. La presentación de la trayectoria del profesor Haim Harari -pieza fundamental del Weizmann, acreedor de incontables galardones- sorprendió con un homenaje por su cumpleaños de 80 donde lo saludan hasta Angela Merkel y el Nobel de Física (2017) Barry Barish. Como broche, le regalaron la interpretación en trompeta y piano de “I did it my way”.

En su charla, el psicólogo y economista conductual, Dan Ariely, habló de la trascendencia de la ciencia y el entendimiento de la naturaleza humana en el marco del Covid19. La ciencia está en el centro de todos los escenarios: el mundo busca en ella las respuestas al coronavirus.

Apenas declarada la pandemia, el Weizmann tomó el desafío y fue más allá de la investigación en ciencia básica que está en su ADN para buscar soluciones urgentes a la enfermedad. Más de 60 laboratorios se volcaron a investigar formas de prevención, diagnóstico y tratamiento del coronavirus. “La pandemia no nos cortó las alas. Salimos a volar más rápido y más alto”, dijo el presidente del Instituto, Alon Chen, en la apertura del encuentro.

Algunos datos le dan la razón. Acaban de otorgarle el 8ª puesto del mundo según el prestigioso ranking Leiden. Y es la 7ª institución en recepción de becas del Consejo Europeo de Investigación (ERC), con el mérito extra de que su locación geográfica es en Asia. Las aplicaciones para estudios de posgrado crecieron un 20 por ciento en la última década y, aún en la pandemia, aumentaron las solicitudes desde otros países. Este año, 11 nuevos investigadores ingresaron al Weizmann para dirigir laboratorios. El Instituto no solo promueve la diversidad de nacionalidades entre sus estudiantes. Desde 2007, sostiene el programa para el Desarrollo de Mujeres en Ciencia, que ya becó a 136 investigadoras de Israel para que continúen carreras científicas.

Entre los hitos científicos recientes, Alon Chen destacó el hallazgo de cómo los virus invaden células sanas; la identificación de una bacteria común a todos los tipos de cáncer; la síntesis de sustancias que pueden servir para el desarrollo de drogas antivirales; un eslabón clave para comprender la evolución de las proteínas; y el diseño de un reloj ultrapreciso para conocer condiciones de vida en otros planetas. En el encuentro, presentaron los avances en Inteligencia Artificial, Neurociencias y Astrofísica, tres ejes centrales del Instituto en los próximos años. También anunciaron a los diez estudiantes de posdoctorado que recibieron las Becas Clore para investigadores prometedores, entre quienes hay dos argentinos: Natalia Daviszohn y Luis de Haro.

La cantante israelí Ilanit cerró el encuentro junto a un coro reunido en la virtualidad.

Todas las presentaciones fueron matizadas con momentos musicales. La Filarmónica de Israel ofreció fragmentos de la 7ª Sinfonía de Beethoven y de la 4ª de Tchaikovsky. Y la voz de Miri Mesika conmovió con la interpretación de “Caminarás por el campo” y el Himno Nacional israelí. El encuentro cerró con el anhelo de que el próximo International Board pueda celebrarse en el campus del Instituto, en Rejovot.

Fuente: Los Amigos Argentinos del Weizmann.