0000
Lunes 18.01.2021  01:11
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
Ciencia y educación
Argentina | 14-01-2021

Traducir a :   Traducir
Inversor ángel: la tecnología y la agricultura son los sectores más incipientes   
Durante los últimos 3 años, las inversiones ángeles se concentraron en los sectores de software y servicios, agricultura, comercio y las fintech
lanacion.com ( Argentina )
Por: Belkis Martínez
En medio de la crisis económica producto de la pandemia por coronavirus, sectores como la tecnología y la agricultura fueron elegidos como inversiones ángeles en la Argentina. Se trata de un estudio realizado por distintos organismos en el que señalan que estas actividades vienen marcando una tendencia en sus inversiones que han sido clave para el desarrollo del país en los últimos tres años. No obstante, aclaran que a la hora de traspasar las fronteras se encuentran con una barrera mayor ante la falta de fondeo de capitales que terminan perjudicando los proyectos.

El estudio fue realizado por el Observatorio Latinoamericano de Financiamiento a Emprendedores (OLFE), en conjunto con el IAE Business School y la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad Austral- en alianza con la Asociación Argentina de Capital Privado, Emprendedor y Semilla (Arcap) y Amazon Web Services (AWS) quienes indican, además, que los comercios electrónicos, las fintechs y la salud integran la lista de las inversiones "ángeles" en el país.

A través de la encuesta señalan que sectores como la industria satelital, aeroespacial y biotecnología también comienzan a distinguirse en el ámbito nacional. Según destacan, la mayor cantidad de inversiones en startups durante los últimos 3 años se concentraron en los sectores de software y servicios con un 42%.

La agricultura, en tanto, lo hizo en un 36%, seguido por las retailers, ecommerce, marketplaces, consumer tech, que registran 29% de las inversiones.

"A pesar de que no han sido buenos años en la Argentina, la inversión en este tipo de proyectos se mantiene. Estos proyectos que son de alto potencial, de alguna manera son ajenos a lo que pasa en la Argentina y la parte compleja para este tipo de emprendimientos es poder dar el salto en el llamado valle de la muerte", dijo a LA NACION, María Carolina Dams, directora de Programas e Innovación de IAE Business School e Investigadora Principal del OLFE.

Según especifican, el mundo de las fintech se concentra en un 27% en el país. Por otro lado, está la categoría "otro" con 21% de las inversiones ángeles. Acá, comienzan a distinguirse sectores incipientes como la industria satelital, aeroespacial y biotecnología.

Para Dams el capital emprendedor y el capital ángel van de la mano y pese al escenario actual del país por el Covid-19, el sector continúa invirtiendo y apostando a nivel nacional. "Las buenas startups que apuntan a mercados globales siguen teniendo la capacidad de poder exportar", indicó.

El estudio del que participaron más de 100 emprendedores especifica que, en promedio, el inversor ángel argentino destina entre el 10% y 20% de sus inversiones financieras para este tipo de iniciativas. En tanto, el 86% tiene experiencia previa de inversión en los mercados financieros, como las acciones, bonos, futuros, entre otros.

"Las startups generan inversiones, conocimiento e innovación. Tenemos un desafío mayúsculo que es el de retenerlas. Cuando tienen que dar el salto del valle de la muerte hacia la ronda siguiente porque no hay quién fondee en la Argentina termina siendo un fracaso la inversión y el proyecto", apuntó la especialista.

A nivel internacional, destacan que, los motivos de fracaso de las startups se explican, principalmente, porque no existía necesidad del producto o servicio en el mercado y problemas con sus fundadores. Este último se presenta como el principal motivo de quiebre para las inversiones de los ángeles argentinos.

"Las startups apuntan a mercados globales y después vuelan. El desafío que tenemos como argentinos es que las startups vuelen, pero que, a su vez, los equipos permanezcan en el país, produciendo", amplió. Las incógnitas que surgen desde el lado inversor es si los emprendimientos deberían quedarse o traspasar la frontera.

En términos de desempeño, el 57% de los inversores afirma haber logrado al menos un retorno positivo de sus inversiones y el 43% reporta que solo obtuvieron retornos negativos. "Es muy importante entender el perfil de este tipo de inversores porque realmente es clave en el estadío inicial de las empresas", sintetiza Dams.

De acuerdo con el estudio, el 78% de los encuestados destina menos del 20% de sus inversiones financieras a la inversión ángel. En promedio, se destina entre el 10% y 20% a esta categoría y la media se mantiene en el primer rango, 0% y 10%.