000
Viernes 03.12.2021  15:29
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
Salud
Brasil | 24-11-2021

Traducir a :   Traducir
Una encuesta en escuelas de San Pablo muestra que es ineficaz el programa de prevención a las drogas más comunes en el país   
La evaluación conducida por un grupo de la Unifesp mostró que la metodología del Proerd llegó a inducir efectos contrarios a los deseados en parte de los adolescentes que recibieron la intervención. Para los investigadores, es preciso ajustar mejor el contenido al contexto brasileño
Agencia FAPESP ( Brasil )
André Julián. Traducción Programa INFOSALUD
Una encuesta en escuelas de San Pablo muestra que es ineficaz el programa de prevención  a las drogas más comunes en el país Un estudio conducido por investigadores de la Universidad Federal de San Pablo (Unifesp) en 30 escuelas de la capital paulista mostró que el Programa Educacional de Resistencia a las Drogas y a la Violencia (Proerd), implementado en el país desde la década de 1990, no tuvo efecto en la prevención del uso de alcohol y drogas en niños y adolescentes que participaron de la investigación y, en algunos casos, produjo efectos contrarios a los esperados.

Los resultados fueron publicados en dos artículos, en las revistas International Journal of Drug Policy y Prevention Science.

“Este es el programa de prevención del consumo de drogas más extendido del país. En el estado de São Paulo, es obligatorio en todas las escuelas públicas de acuerdo con la ley de 2019. El programa original, creado en los Estados Unidos, se basa en evidencia científica y ha demostrado resultados positivos en muchos países. En Brasil, sin embargo, no hubo adaptación a la realidad de los estudiantes y nunca se había evaluado”, explicó Zila Sánchez, profesora del Departamento de Medicina Preventiva de la Escola Paulista de Medicina (EPM-Unifesp) y coordinadora del estudio, financiado por FAPESP.

Se siguió a 4.030 estudiantes de quinto y séptimo año de la educación básica en escuelas públicas de la ciudad de São Paulo. Parte del grupo asistió a las diez clases del programa y la otra mitad no se sometió a la intervención. Las escuelas se seleccionaron entre las que no habían recibido el programa en los últimos tres años. Los cuestionarios se aplicaron dos veces en cada grupo: antes de la intervención y nueve meses después.

En general, no hubo diferencias significativas entre los grupos que recibieron y no recibieron la intervención en la prevención del consumo de alcohol y drogas. Sin embargo, en una pequeña porción que ya estaba haciendo el llamado atracón (consumir hasta cinco tragos de alcohol en hasta dos horas) antes de pasar por el programa, había hasta tres veces más posibilidades de mantener esta práctica que en el grupo que no participó en el programa. Los estudiantes que recibieron la intervención informaron una intención aún mayor de experimentar con el tabaco y aceptar ofertas de marihuana en el futuro.

Con base en los resultados, los expertos recomiendan que Proerd, que está presente en todos los estados brasileños, sea reformulado teniendo en cuenta las diferencias culturales entre los dos países y el nivel educativo de los estudiantes brasileños.

“Nos dimos cuenta de que muchos estudiantes de quinto grado tenían serias dificultades para leer y escribir. Y algunas de las actividades del programa involucran estas habilidades, como escribir un ensayo, por ejemplo”, dice la investigadora.

Los investigadores tuvieron que adaptar la forma en que se aplicó el cuestionario de evaluación a este grupo de estudiantes. En lugar de preguntas y respuestas en forma de texto, se desarrolló una aplicación con audio. De esta manera, los estudiantes pueden escuchar las preguntas y usar imágenes y colores para las respuestas.

Además, algunas de las situaciones descritas en los contenidos son traducciones literales del programa norteamericano, sin adaptaciones a la cultura brasileña. Para los investigadores, esto puede influir en la comprensión de los contenidos y explicar en parte porqué el programa tuvo efectos contrarios a los esperados en algunos grupos.

“Invitar a amigos a ver fútbol en casa, ir al centro comercial sin sus padres y jugar baloncesto no es algo común entre los niños y niñas de 12 años en Brasil. Incluso algunas situaciones descritas que ocurren en el entorno escolar no son aplicables aquí, como sentarse a la mesa con los compañeros de clase durante los recesos de clase o usar los casilleros para guardar pertenencias. En una lección se habla de 'amigos que traen vino al juego', mientras que los adolescentes brasileños suelen consumir otras bebidas en estas situaciones”, dice Juliana Valente, coautora del estudio, realizado durante una pasantía postdoctoral en EPM-Unifesp con beca de FAPESP.

En otro proyecto, cuyos resultados se publicarán próximamente, Valdemir Ferreira Júnior encontró que el programa no fue efectivo para prevenir la violencia escolar en el mismo grupo estudiado.

Política pública
Originalmente creado en 1983 en los Estados Unidos por la Policía de Los Ángeles, Dare (un acrónimo de “educación para la resistencia al abuso de drogas”) se adopta en distintos países. En Brasil, el programa llegó en 1992 y se llamó Proerd, inicialmente aplicado a las escuelas de Río de Janeiro.

En 2008, North American Dare adoptó un nuevo plan de estudios, "Keepin'it REAL", desarrollado por expertos de la Universidad Estatal de Pensilvania. En Brasil, el plan de estudios se actualizó en 2014 y se denominó “Caindo na Real”. El objetivo es mejorar las habilidades psicosociales de los estudiantes, aumentando la experiencia positiva en la escuela y ayudando a la toma de decisiones.

Proerd está presente en los 26 estados de la Federación y en el Distrito Federal y es aplicado por policías militares especialmente entrenados para el programa. El contenido fue adaptado por el mismo Dare norteamericano para Brasil. En ningún momento se evaluó el programa en el país, aunque se esperan evaluaciones periódicas de tales iniciativas.

En 2013, por ejemplo, el Ministerio de Salud implementó #TamoJunto en el país, con el mismo objetivo que Proerd, en alianza con la oficina brasileña de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

El grupo liderado por Sánchez evaluó el programa y detectó algunas fallas. Con las sugerencias de los investigadores, el plan de estudios se reformuló y se volvió a aplicar a partir de 2018.

El estudio publicado a fines del año pasado, encabezado por Sánchez y Valente, mostró que los estudiantes que habían pasado por el programa reformulado tenían un 22% menos de probabilidades de empezar a consumir alcohol que los que no tenían contacto con los contenidos, impartidos por los propios profesores.

“Es importante enfatizar que la policía militar tiene una gran capilaridad en todo Brasil y las escuelas generalmente no cuentan con maestros capacitados para este tipo de programas, lo que sería ideal. Por esta razón, muchos directores de escuelas ven a Proerd como la mejor y, a menudo, la única opción para tratar la prevención del abuso de drogas”, recuerda Sánchez.

Según la investigadora, la evaluación de programas no es solo para decir qué funciona y qué no, sino que ayuda a comprender qué está sucediendo para apoyar cambios que ayuden a los programas a cumplir sus objetivos.

En estos casos, la llamada ciencia de la prevención no recomienda la extinción de los programas tras la primera evaluación, sino la reformulación en base a los resultados encontrados y una nueva ronda de evaluación.

“Cuando hablamos de nuestros niños y adolescentes, tenemos que garantizar su seguridad y bienestar. Por eso, las adaptaciones deben ser inmediatas, lo que también garantizaría el mejor uso posible de los recursos públicos”, concluyó Sánchez.

El artículo "Effectiveness of a school-based substance use prevention program taught by police officers in Brazil: Two cluster randomized controlled trials of the PROERD" puede leerse en: www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0955395921003182.

La publicación "Short-Term Secondary Effects of a School-Based Drug Prevention Program: Cluster-Randomized Controlled Trial of the Brazilian Version of DARE’s Keepin’ it REAL" está disponible en: https://link.springer.com/article/10.1007%2Fs11121-021-01277-w.