000
Miércoles 06.07.2022  20:13
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
Tecnología e Innovación
Argentina | 21-06-2022

Traducir a :   Traducir
Con amplio consenso, diputados emitieron dictamen favorable a la prórroga de la Ley de Promoción de la Biotecnología Moderna   
Fue en el marco de un plenario de las comisiones de Industria, Presupuesto y Ciencia de la Cámara baja. La norma incorpora la nanotecnología a ese régimen de promoción y beneficios fiscales próximos a vencer y quedó lista para ser debatida en el recinto.
Parlamentario.com ( Argentina )
Con amplio consenso, diputados emitieron dictamen favorable a la prórroga de la Ley de Promoción de la Biotecnología Moderna Un plenario de las comisiones de Industria; de Presupuesto y Hacienda; y de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Cámara baja se reunieron y emitieron dictamen -por unanimidad- del proyecto de ley que sustituye la denominación de la Ley 26.270 por la de Promoción del Desarrollo y Producción de la Biotecnología Moderna y la Nanotecnología y se prorroga su vigencia hasta el 31 de diciembre de 2034.

Sin invitados en esta ocasión, este martes en el “Anexo C” diputados dejaron listo el despacho para ser debatido en el recinto de la norma que propone una prórroga de la Ley de Biotecnología, a la vez que incorpora la nanotecnología a ese régimen de promoción y beneficios fiscales que está próximo a vencer.

El tratamiento del proyecto comenzó el pasado 1 de junio con una reunión informativa a la que asistieron funcionarios del Poder Ejecutivo, el secretario de industria, la subsecretaria de economía del conocimiento, sin la presencia de la Comisión de Presupuesto.

EL DEBATE

En su carácter de presidente de la Comisión de Industria, el entrerriano Marcelo Casaretto (FdT), adelantó la redacción final de un dictamen de consenso. Además, informó que según una encuesta realizada por la empresa de biotecnología del 2015 “existen en el país 20 empresas de biotecnología con metas superiores a los 2 millones de dólares. El 20% se destina al mercado externo, también existen 80 empresas de nanotecnología de las cuales alrededor de 20 surgieron en los últimos tres años. Algunas empresas utilizan tecnologías transversales utilizando la biotecnología y la nanotecnología”.

“Estamos en relación a la ley que se sancionó en el 2007 que en su momento se sancionó con una vigencia de 15 años. Este plazo esta próximo a vencer. Básicamente los beneficios que daba esa ley iban por aceleración acelerada, amortización acelerada en los impuestos a las ganancias por los bienes de capital, devolución anticipada del impuesto al valor agregado y conversión en bonos créditos fiscal del 50% del monto de las contribuciones de seguridad social”, detalló el diputado del FdT.

En ese marco, precisó que “la reglamentación de esa ley se dilató en el tiempo y finalmente en el 2018, por un decreto, se aprobó la reglamentación de la ley y se designó la autoridad de aplicación. En vigencia de esa ley y ese decreto reglamentario, se hicieron tres convocatorias anuales y se aprobaron proyectos con un beneficio fiscal del orden de los 15.090 millones de pesos. Las empresas, mediante este beneficio, han recuperado hasta el 43% del monto invertido en los proyectos mencionados. De los 3 beneficios de la ley, inicialmente se reglamentaron dos de ellos y el último se hizo en el 2020. Es el Poder Ejecutivo que hace convocatorias públicas por proyectos y no por empresas. En el 2019 se aprobaron 5 proyectos, en 2020 se aprobaron 9, 2021 se aprobaron 15 proyectos. Se financiaron 14 empresas en total”.


Además, Casaretto explicó que el proyecto del Ejecutivo propone una prórroga de 15 años y la incorporación de la nanotecnología y remarcó que “se hizo un intenso trabajo entre los diputados y asesores con funcionarios del Ejecutivo y se analizaron 10 propuestas de modificaciones de distintos artículos a propuesta de los distintos diputados”.

En esa línea contó: “Se resolvieron muchas de las inquietudes y eso está contemplado dentro de la redacción final, algunas de las cuales fueron tomadas hasta hace pocos minutos como por ejemplo que en el Consejo asesor estuvieran representados las universidades y las provincias argentinas y se acordó ponerlo explícitamente que tenga una representación de las universidades nacionales designado por el Consejo Interuniversitario Nacional y 3 en relación a las provincias y CABA elegido por el Consejo Federal”.



A su turno el presidente de la Comisión de Ciencia, Facundo Manes, agradeció y felicitó a todos por el trabajo y remarcó que la ley “habla de dos cosas: del rol de la ciencia como motor de desarrollo de la argentina y, segundo, sobre consensos hemos logrado esto que es muy necesario para los tiempos que vivimos y las divisiones que tenemos”.

En suma, destacó la importancia de la ciencia como motor porque “debe afianzarse más para el proyecto de un país cuyo camino es el desarrollo, porque se habla de progreso, equidad y crecimiento económico sostenible en el tiempo porque solo así se puede progresar, generar movilidad ascendente, empleo, mejorar salarios”, y advirtió que “un país como Argentina no puede mejorar el bienestar de su población con mano de obra barata, con bajos niveles de investigación o capacidad de marca”.

“La ciencia y tecnología no han tenido el protagonismo que necesitan en el país y hay que convertirlas en políticas públicas como motor del país”, subrayó Manes.

En uso de la palabra, la diputada Danya Tavela (Evolución Radical) también ponderó el trabajo logrado porque “es muy importante lograr el consenso concreto para mejorar en post del bienestar del país. Es un sector fundamental para la económica del conocimiento, es un generador de oportunidades para el desarrollo de la ciencia, de instituciones científicas y de la economía”.

De la vereda de enfrente y en el mismo sentido, la diputada Mara Brawer (CABA) expresó: “Es una ley que fue muy trabajada y hemos arribado a consensos que no estarían en la lógica de ganador o perdedor, sino que claramente es un trabajo profundo entendiendo la importancia del sistema científico tecnológico en lo que es el desarrollo y la investigación en bio y nano tecnología”.

LOS PUNTOS PRINCIPALES DEL PROYECTO:

“La pandemia generada por el virus SARS-CoV-2 dejó en evidencia la importancia del sector público para fortalecer las capacidades industriales en los campos de la innovación, la investigación y el desarrollo bio y nanotecnológico, así como la producción de bienes de capital, insumos y productos de uso crítico para el país y para el sector de la salud en particular”, fundamentan en el proyecto.

Además, destaca el “surgimiento del sector de la nanotecnología, cuyo campo comprende toda aplicación tecnológica del conjunto de técnicas y ciencias en las cuales se estudian, manipulan y obtienen de manera controlada materiales, sustancias y dispositivos de dimensiones nanométricas”, que es un área de “ desarrollo horizontal y multipropósito puede generar avances y nuevas tecnologías para sectores productivos, como el de la salud, el textil, la microelectrónica, el industrial, el químico y el agroindustrial, entre otros”.



En ese contexto, la iniciativa precisa que en el año 2007 se sancionó la mencionada Ley N° 26.270 de “Desarrollo y Producción de la Biotecnología Moderna”, con una duración de QUINCE (15) años desde su promulgación.

“Por ello, resulta necesario no solamente extender la vigencia del citado régimen, sino también adaptar sus disposiciones normativas a las características y problemáticas actuales del sector para promover el desarrollo tecnológico, así como también el flujo de conocimiento y capacidades y el desarrollo comercial de los proyectos beneficiados y alcanzados por la Ley”, se argumenta.

En ese contexto, Casaretto enumeró los cambios que se le hizo al proyecto del Ejecutivo con el cual se arribó a un amplio consenso entre ambas partes.

La iniciativa del Ejecutivo, atento a que los incentivos para fortalecer al sector de la Biotecnología Moderna finalizarán el corriente año 2022, proponía una extensión de su vigencia hasta el 31 de diciembre de 2037. Sin embargo, se acordó prorrogar por 12 años la ley, vencería el 31 de diciembre del 2034.

Se considera oportuno extender el alcance de las disposiciones de la mencionada Ley N° 26.270 al sector de la nanotecnología.

Por otro lado, se impulsa actualizar los conceptos de las definiciones de biotecnología y nanotecnología, considerando las circunstancias actuales de estos sectores productivos, así como también se dispone la creación de un nuevo registro de proyectos y se elimina el inciso d) de los artículos 6° y 7°, dado que el Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta se encuentra derogado por el artículo 76 de la Ley N° 27.260.

“Se excluyen el financiamiento de proyectos que tengan por objetivo principal productos o procesos convencionales o de tecnologías conocidas. Se crea el registro nacional para la promoción de la nano tecnología, se modificaron los beneficios fiscales haciéndolos compatibles con la vigente ley de economía del conocimiento que en algún caso son más amplios”, explicó el entrerriano.

A su vez, entre las modificaciones propuestas, se establece una comunicación entre la ADMINISTRACIÓN FEDERAL DE INGRESOS PÚBLICOS (AFIP), entidad autárquica en el ámbito del MINISTERIO DE ECONOMÍA y la Autoridad de Aplicación, a efectos de verificar y controlar el estado de aplicación y uso de los beneficios fiscales, y se propone la creación de una Comisión Consultiva para la Promoción de la Biotecnología y la Nanotecnología.



Del mismo modo, se propicia la derogación del “Fondo de Estímulo a Nuevos Emprendimientos en Biotecnología Moderna”, creado por el artículo 15 de la referida Ley, atento a que su puesta en funcionamiento generaría una superposición de funciones en la misma Autoridad de Aplicación, dado que el “Fondo Fiduciario para la Promoción de la Economía del Conocimiento (FONPEC)”, creado por el artículo 18 de la Ley N° 27.506 y su modificatoria, tiene por objeto fortalecer, entre otras actividades, la biotecnología y la nanotecnología y atiende objetivos similares.

Finalmente, se propone también la derogación de la obligación de solicitar una patente ante el INSTITUTO NACIONAL DE LA PROPIEDAD INDUSTRIAL (INPI), organismo descentralizado actuante en el ámbito del MINISTERIO DE DESARROLLO PRODUCTIVO, en función de la lógica de explotación de las rentas de la propiedad intelectual, que en la dinámica empresarial actual pueden tomar otras formas jurídicas distintas a la del patentamiento, en particular la del secreto industrial.

“La autoridad de aplicación queda en el Ministerio de Desarrollo Productivo. Se crea la comisión consultiva para la promoción de la bio y nano tecnología como cuerpo asesor de la autoridad de aplicación con una integración plural del sistema y la incorporación expresa de las universidades y provincias”, cerró el presidente de la Comisión de Industria.